En su mensaje de este viernes, la jefa de Epidemiología de la Provincia, Mónica Jofré, tuvo que hacer un paréntesis en el informe de la cantidad de contagios y estatus sanitario provincial para hacer nuevamente foco en una de las peores actitudes de los sanjuaninos: escrachar a los enfermos a través de la divulgación de información falsa y datos personales a través de las redes sociales.

La funcionaria sacó el tema nuevamente porque tras conocerse el 19º caso de coronavirus sanjuanino, este jueves circuló un audio en el que daban sus datos. Pero para Jofré el problema es mucho mayor que solo la actitud con el camionero que se contagió trabajando, ya que parece ser un escenario que se repite constantemente y además afecta a los contagiados.

“A mí me toca dar el resultado a las personas, tengo la tarea de darles la información de que tienen coronavirus”, contó en la conferencia y agregó que “lo primero que manifiestan no es la preocupación por la enfermedad en sí, sino porque alguien se va a enterar y siempre me preguntan “qué va a pasar con mi familia y con mi casa”.

Este estrés, sumado al de la enfermedad, tiene que ver con la experiencia, ya que desde que se confirmó el primer caso en la provincia hubo problemas. Ese primer confirmado, el pasado 28 de marzo, terminó con personas apedreando la vivienda de la joven médica que tuvo la mala suerte de contraer la enfermedad en México.

Jofré dijo que esperaba que a esta altura “siete meses después del inicio de la pandemia y sabiendo que van a haber más positivos” este tipo de actitudes hubiese terminado. A pesar de la actual decepción, la profesional dijo que espera que en algún momento se produzca un click y que en lugar de audios y mensajes  con amenazas como le han llegado al último transportista, aparezcan “mensajes de solidaridad, preguntando qué necesita esta familia” y remarcó que los camioneros están haciendo un esfuerzo para mantener la provincia aprovisionada y que incluso el del caso 19 traía “cloro y gas para todos”.

 

Fuente: Tiempo de San Juan

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *